domingo, 12 de abril de 2009

La infabilidad Papal

El catolicismo enseña en sus doctrinas la infabilidad del papa, declarado por la misma iglesia catolica hasta el año 1870. Sin embargo, por medio del lema Semper idem ("Siempre la misma"), se afirma que la iglesia siempre ha sostenido esto ¡desde el primer papa, el apóstol Pedro! (Catecismo 80-82, 85).

La persona del papa, se ha denominado como "vicario" (que significa "sustituto, en lugar de") de Cristo. O lo que es lo mismo, el sustituto de Cristo en la Tierra, anulando con ello la Palabra de Dios, dando por hecho que Jesucristo no existe mas alla de ámbitos celestiales y que no podemos acceder a Él directamente sino por intermediarios casualmente dados por el propio Catolicismo.

El "Vicario" (como se hace llamar) es "infalible" solo cuando habla "ex-catedra" (desde su posición). Pero como se menciona a continuación, esta afirmacion como otras del catolicismo se exponen tan autoritarias como la misma Biblia:

De ahí resulta que la Iglesia, a la cual esta confiada la transmisión y la interpretación de la Revelación, 'no saca exclusivamente de la Escritura la certeza de todo lo revelado. Y así (la Escritura y la Tradición) se han de recibir y respetar con el mismo espíritu de devoción.
-Catecismo 82 (énfasis añadido)


La tradicion aqui son las doctrinas no biblicas dadas por el catolicismo, y que segun ellos, es obligatorio seguir como si de la Biblia se tratara. Totalmente antibiblico.

La Reforma Protestante restauró al Cuerpo de Cristo la doctrina de Sola Scriptura ("Solo la Escritura"). La fe católica romana ha demostrado una tendencia a elevar al papa por encima de Jesucristo y de la Biblia dándole el derecho de anular la Escritura por medio de decretos papales. La consciencia del Protestante bíblico (como la de Martín Lutero) está sujeta solamente a la Biblia. "Las Escrituras del Antiguo y del Nuevo Testamento son la Palabra de Dios, la única regla infalible de fe y de vida." No puede ser de ambas maneras. Las tradiciones de las iglesias frecuentemente son valiosas. Pero estas tradiciones siempre deben estar subordinadas y constantemente corregidas por las Escrituras, las cuales son la única Palabra de Dios.

La Palabra de Dios nos muestra su voluntad. Cualquier doctrina extra biblica sale de la voluntad de Dios. Si Cristo murió en la Cruz, no aceptará que nadie mas reciba adoracion y alabanza en lugar suyo. Solo Dios es digno de adoración. Cristo es Suficiente.

(Romanos 12:1) Por eso hermanos, les ruego que entreguen toda su vida como sacrifico vivo a Dios, quien nos ha mostrado compasión. Esa ofrenda que es su vida debe estar dedicada solamente a Dios para poder agradarle. Esta clase de adoración es la que realmente tiene sentido.

(2 Timoteo 3:16) Toda Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar y reprender, para corregir y educar en una vida de rectitud,

Dios les Bendiga!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Quién escribió la Biblia , Dios o los hombres?

Fernando del Campo dijo...

Exactamente, Dios, por ello no se deben aceptar doctrinas de hombres, y menos cuando intentar suplir a la Palabra de Dios.